Saltar al contenido
Invertir Ahorros

Crowdlending

En mi opinión, el crowdlending es una estupenda modalidad de inversión. ¿Por qué? Te lo resumo: alta rentabilidad (superior al 10% en muchos casos), posibilidad de desinvertir el capital en poco tiempo (por si necesitas recuperar el dinero para algo), facilidad para diversificar (grábate esto: la diversificación es la mejor amiga del inversor), posibilidad de automatizar las inversiones (para que no tengas que dedicarle mucho tiempo). ¿Te parece interesante? Entonces, continúa leyendo.

TOP mejores plataformas crowdlending 2019

Las principales plataformas de crowdlending dónde invertir en 2019 (cliquea en ellas para más info):

Qué es el crowdlending

Aunque lo parezca, no es un insulto en lengua élfica. En realidad es la unión de dos palabras en inglés: crowd (multitud) + lending (prestar). La definición sería algo así como: tipo de inversión en el que un grupo numeroso de inversores financia de forma colectiva a una empresa, particular o proyecto. Esta modalidad está en auge debido a su óptimo balance entre rentabilidad y riesgo.

Cómo funciona el crowdlending

Cuando alguien necesita dinero, es habitual que acuda a los bancos o a otras entidades financieras tradicionales. Sin embargo, en este caso lo obtiene a través de una comunidad de pequeños y grandes inversores que prestan su dinero a cambio de percibir un interés. Tú inviertes en una fracción de uno o de varios préstamos, y quienes reciben el capital os devuelven los créditos, a ti y a los demás inversores, y os abonan los intereses acordados: tus ganancias.

Invertir en crowdleding

Cómo invertir en crowdlending

Existen plataformas de crowdlending que, gracias a la tecnología financiera (fintech), logran que sea muy fácil invertir online en préstamos. Disponen de diversos originadores de préstamos (empresas que se dedican a buscar clientes a los que prestar dinero, pero que requieren algo de financiación para poder realizarlos) que publican sus préstamos en ellas para que los inversores inviertan en aquellos que resulten de su interés. Normalmente puedes seleccionar de forma manual en cuales deseas participar y con cuánto capital, pero, además, muchas plataformas dan la opción de configurar ciertos parámetros para que el sistema lo automatice: estableces cuánto quieres invertir como máximo (por préstamo y en total), en qué tipo de préstamos deseas hacerlo y varias cosas más y dejas que el software, que trabaja veinticuatro horas al día sin quejarse, se encargue de todo. Lo dejas en piloto automático y a correr. ¡Esto son ingresos pasivos, pero de verdad! 😎

Esquema de funcionamiento de algunas plataformas

Ventajas y desventajas

Empecemos por las ventajas:

Inversiones muy rentables

Cuando metes dinero en una cuenta de ahorros, consigues una rentabilidad bajísima (habitualmente menos del 1% al año). Para conseguir unas mayores rentabilidades, tienes que irte a otros productos con más riesgo y en los que las inversiones deben estar pensadas a largo plazo (por ejemplo: invertir en la bolsa de valores). Pero entonces aparece el crowdlending y nos sorprende ofreciendo una rentabilidad media muy superior al 5% y, en muchas plataformas, por encima del 10%. Imagina lo que se puede llegar a conseguir con el interés compuesto (reinvirtiendo los beneficios): con un 10% de media, en siete años duplicarías lo que tienes invertido (si por ejemplo inviertes 10.000 euros y no los tocas, en siete años al 10% tendrás cerca de 20.000 euros; al 1% tardarías ¡setenta años!).

Inversiones de bajo riesgo

En este ámbito, suele cumplirse una máxima: a mayor rentabilidad, mayor riesgo. Pero en este caso, esta gran rentabilidad no va acompañada de un riesgo tan elevado como cabría esperar. Claro está, todas las inversiones conllevan ciertos riesgos. Pero aquí entra en juego la diversificación. Si vas a invertir, siempre, siempre, siempre, repito, siempre, diversifica: no pongas todos los huevos en la misma cesta. Por suerte, el crowdlending permite diversificar muy bien: hay unas cuantas plataformas, que a su vez disponen de unas cuantas empresas originadoras de préstamos, que a su vez disponen de unos cuantos créditos distintos. Esto te da la opción de invertir pequeñas cantidades en cientos o miles de préstamos diferentes al mismo tiempo, lo que produce un efecto de encapsulamiento: si quebrara una plataforma, tus pérdidas serían una fracción del total. Si quebrara un originador de préstamos, el daño sería aún menor. Y si un préstamo resultase impagado, descenderíamos un nivel más en el daño que este provocaría en tus finanzas. Tengo una mala noticia que darte: siempre hay un porcentaje de préstamos impagados. Pero también tengo una noticia muy buena: existen los préstamos con garantía de recompra (buyback guarantee):

Préstamos con garantía de recompra

Algunas plataformas disponen de préstamos garantizados. ¿Y esto qué significa? Pues que, cuando un préstamo resulta impagado, la empresa originadora de dicho préstamo se encarga de devolverte el dinero + los intereses pactados + los intereses de demora (superado el tiempo máximo de retraso estipulado por la plataforma, el originador de préstamos ejecuta la recompra y paga a los inversores). ¡No me digas que no es una pasada! Así que, si te limitas a invertir en préstamos con garantía de recompra, los riesgos serán más reducidos.

Inversiones líquidas

Esta clase de inversiones goza de mucha liquidez. Piensa que tu dinero va a parar a diversos préstamos que van siendo devueltos, junto con los intereses correspondientes. De este modo, puedes ir viendo cómo va creciendo tu inversión día a día. Y muchas de estas plataformas disponen de un mercado “de segunda mano” en el que puedes vender a otros inversores tus participaciones en préstamos, en caso de que requieras recuperar tu dinero ya. Además, tú eliges en qué tipo de préstamos participas: por ejemplo, puedes limitarte a participar solamente en créditos a corto plazo que venzan en menos de un mes.

Ingresos pasivos

Tienes la opción de estudiar algunos de los préstamos que hay disponibles en cada momento e invertir manualmente en aquellos que te gusten más. Pero el tiempo también es importante. Por este motivo, la mayoría de las plataformas de inversión en crowdlending proporcionan herramientas que automatizan las inversiones y nos facilitan mucho la vida: estableces unos parámetros y el sistema se encarga de ir seleccionando en cada momento nuevos préstamos e ir invirtiendo en ellos por ti.

¿Desventajas? El riesgo de sufrir pérdidas.

La única que se me ocurre es el riesgo, del que ya he hablado en las ventajas. Y si lo incluí entre las ventajas es porque, si bien quiero que tengas claro que existe el riesgo de sufrir pérdidas, como ocurre con todas las inversiones sean de la naturaleza que sean, este riesgo se minimiza al crear una cartera diversificada y limitarse a invertir en préstamos con garantía de recompra. Opino es que el nivel de riesgo del crowdlending es bajo en comparación a la alta rentabilidad que ofrecen, opino que diversificando se puede mantener el riesgo bajo control, pero claro, esta es solo mi opinión personal (por eso invierto parte de mis ahorros en esto) y quiero que te quede claro que el riesgo de perder parte o la totalidad de tu inversión, aunque en mi opinión muy moderado, existe.

Tipos de crowdlending

Principalmente, hay dos grupos: préstamos P2P (de particular a particular) y préstamos P2B (de particular a empresa). Los primeros suelen tener una rentabilidad mayor que los segundos, aunque también poseen un mayor riesgo de impago. Afortunadamente, como ya mencioné, muchas plataformas de crowdlending disponen de garantía de recompra para mitigar estos riesgos.

Diferencias entre crowdlending y crowdfunding

Al ser dos conceptos relativamente similares, hay gente que los confunde, pero no significan lo mismo. En el crowdlending, le prestas tu dinero a personas o empresas que deben devolvértelo bajo unas condiciones prestablecidas (plazos, tipo de interés, etc). En cambio, al invertir en crowdfunding, lo que estás haciendo es, o bien una donación de forma desinteresada o bien comprar un porcentaje de participación en una empresa o proyecto (equity crowdfunding). Por lo tanto, en el caso del equity crowdfunding, la rentabilidad potencial es más alta, pues el proyecto o la empresa en el que inviertes podría ir muy bien, pero también podría ir muy mal, así que el riesgo es mucho mayor. Por el contrario, el crowdlending goza de un menor riesgo, pues no depende del éxito de un proyecto o una empresa, y su rentabilidad se establece previamente en el tipo de interés del préstamo.

Rentabilidad y riesgo

Sobre esto ya he hablado. Pero es que, a la hora de decidir si animarse o no con un tipo de inversión, creo que es lo más importante. Para mí, lo mejor del crowdlending, y la causa de que esté tan en auge, es su balance entre rentabilidad y riesgo. Como ya te he indicado, a una gran rentabilidad como la que ofrece, normalmente le correspondería un riesgo también igual de grande, pero considero que esto no se cumple con el crowdlending. Si no inviertes todos tus ahorros, si inviertes en varias plataformas, si distribuyes lo invertido en cada plataforma entre varios originadores de préstamos y entre un montón de préstamos distintos, todos ellos con garantía de recompra, entonces el riesgo, en mi opinión, se mantendrá en unos niveles más que aceptables.

Legislación

El crowdlending en España está regulado por la ley 5/2015 de fomento de la financiación empresarial. De acuerdo a ella, se clasifica a los inversores en dos categorías:

Inversores acreditados

Aquel que demuestre conocimientos financieros suficientes o esté asesorado externamente o disponga de un patrimonio líquido para invertir superior a 100.000 euros se considerará como inversor acreditado si así lo desea y no tendrá límites a su inversión en las diferentes plataformas.

Inversores no acreditados

El resto de inversores que no cumplan las condiciones crowdlending expuestas en el párrafo anterior tendrán por defecto la consideración de inversor no-acreditado y estarán limitados por un tope de 3.000 euros de inversión por proyecto de crowdlending y 10.000 euros totales de inversión en el último año sumando la inversión en todas las plataformas nacionales.

Inversión sin límite en plataformas internacionales

Esta ley aplica únicamente a las inversiones en plataformas de crowdlending radicadas en España. Es decir, si no eres un inversor acreditado, podrás invertir un máximo de 10.000 euros en plataformas crowdlending españolas, pero puedes invertir tanto como desees en las plataformas extranjeras.

Cómo tributa el crowdlending

A la hora de hacer la declaración de la renta, es tu deber declarar las ganancias que obtengas con tus inversiones cada año y pagar impuestos por ellas. Los rendimientos e intereses del crowdlending tienen consideración de rendimientos de capital mobiliario y tributan al 19% los primeros 6.000 euros que ganes, al 21% entre 6.000 y 50.000 euros y al 23% desde 50.000 en adelante.

Opiniones y conclusiones

Sucedió hace unos años: en un blog recomendaban el libro La semana laboral de 4 horas. Me gustó la reseña y me lo compré. Y, aunque el título suene fantasioso, me pareció muy interesante. Cuando lo terminé, empecé a ahorrar. Pero tener el dinero inmovilizado en una cuenta bancaria (o bajo el colchón) me parecía un desperdicio: no es solo que no produzca, sino que se va devaluando por culpa de la inflación, provocando que cada año tenga menos valor (los precios van subiendo y cada vez puedes hacer menos cosas con ese dinero que tienes inmovilizado). De modo que me puse a investigar dónde y cómo invertir, qué es lo más rentable, qué es lo más seguro… me puse a buscar justo la información que intento explicar en InvertirAhorros.com. Así me inicié con la bolsa, pero yo necesitaba una inversión que me permitiera poder sacar el dinero en cualquier momento, y para invertir en la bolsa de valores es recomendable pensar muy a largo plazo. Entonces descubrí la plataforma Mintos, que además de ofrecer tipos de interés por encima del 10% con garantía de recompra, permite invertir en préstamos de menos de 30 días, de modo que, en caso de necesitar tener el dinero de vuelta, no demorara demasiado el proceso. Además estudié los riesgos y, diversificando entre muchos préstamos y originadores de préstamos, me parecieron moderados y asumibles. Años después, Mintos sigue siendo para mí la mejor plataforma de crowdlending y es en la que más dinero tengo invertido, pero ahora uso unas cuantas más y según voy teniendo más capital, lo voy repartiendo entre todas (diversificación, diversificación, diversificación).

Ganar dinero con crowlending

A día de hoy (año 2019), estoy muy contento con esta modalidad de inversión. Suelo invertir en préstamos que vencen en tres meses o menos, por si requiero sacar mi dinero en poco tiempo para hacer algo con él. Pero también hay algunas plataformas con facilidades para vender tus participaciones en caso de necesidad y, en esos casos, sí que invierto tanto en préstamos de plazo corto como de plazo largo. Tengo el dinero distribuido entre varias plataformas de crowdlending, entre muchos originadores de préstamos y entre montones de préstamos distintos. Y como ando escaso de tiempo y busco poner a trabajar a mi dinero, y no ser yo quien trabaje para él, he configurado cada plataforma para automatizarlo y las he puesto en piloto automático, así que solo les echo un vistazo de vez en cuando (normalmente, cada día uno del mes, que hago mis cuentas).

Ofertas, bonus, promociones, bonificaciones

Muchas de estas plataformas tienen promociones para nuevos clientes que obtendrás si te apuntas accediendo desde los links que hay en esta web. Son programas de recomendación en los que ambos ganamos: a ti te dan un bonus por ser nuevo cliente y venir recomendado, y a mí me dan otro por haberte recomendado. Eso sí, para aprovecharte de estas promociones, cuando vayas a inscribirte en una plataforma, debes acceder a ella desde los enlaces que hay en InvertirAhorros.com (si entras en su web directamente, en lugar de entrar desde un enlace de recomendación, la mayoría de las plataformas no aplican estas promociones). Eso sí, a la hora de invertir no te fijes en cuál te da mejor regalo de bienvenida, sino en sus condiciones, que es lo que de verdad nos importa.

Podrías empezar por Mintos, que es por la que empecé yo y la más grande y querida por la mayoría de inversores en crowdlending, debido a su fiabilidad, su buen funcionamiento, su alta rentabilidad (con una media superior al 12%) y su enorme y variado catálogo de préstamos.

Actualmente están dando como regalo:
10€ si inviertes 500€.
20€ si inviertes 1.000€.
30€ si inviertes 2.500€.
60€ si inviertes 5.000€.
1% de lo invertido (hasta un máximo de 1.000€ de comisión) si inviertes más de 10.000€.

>> Haz clic aquí para acceder a Mintos, como recomendado <<

También puedes optar por ver otras opciones y/o profundizar en ellas consultando el TOP de mejores plataformas crowdlending 2019.